Baterías para bicicletas, ¿litio o plomo?

Parece ser que la gente en general esta convencida si le haces la pregunta de si prefiere que su bicicleta tenga litio o plomo, por que te responden rotundamente que el litio es el que quieren, pero, ¿por que?.

Litio.
Es cierto que tiene muchas ventajas como peso, capacidad y comodidad.
El litio es un componente químico muy inestable el cual necesita varios puntos de control para que su funcionamiento sea eficiente. Es capaz de acumular una gran carga eléctrica en poco tiempo y proveer mucha corriente si es necesario, pero tiene muchos inconvenientes.
La carga, tiene que estar dentro de unos rangos el cual se tiene que respetar, por que dañaría internamente la batería, como también pasa con su descarga. La descarga no puede bajar de un limite inferior por que estaríamos dañando también la batería.


Todo ello es controlado por un circuito electrónico llamado BMS (Battery Management System) y PCM (Protection Circuit Module), encargados de que no se sobrepase el umbral de carga-descarga. Para la carga de estas baterías, necesitaremos un cargador especial estabilizado el cual nos da una corriente constante a un  voltaje continuo, de otra manera solo dañaríamos y calentaríamos la batería. También existe otro problema, una batería de litio esta constituida por celdas de normalmente 3,4 Voltios, las cuales tienen que ponerse en serie para sumar su voltaje hasta el deseado. A la hora de cargar la batería, el equipo BMS, tiene que estar vigilando en todo momento que cada una de las celdas no sobrepase el limite máximo de carga o que no se quede ninguna de las celdas mas descargadas que las demás. Esto lo consigue midiendo el voltaje continuamente e individualmente de cada celda, si llega a su carga máxima, detiene la carga de esa celda y sigue cargando las demás. Este sistema, también tiene en cuenta la temperatura de la batería, quiero decir con esto, que si la batería se calienta demasiado en su carga, se desactiva la carga mediante un sensor, hasta que baje a su temperatura de seguridad para volver a cargar. Todo ello cabe decir, que una batería de litio, puede llegar a hacer unas 1000 Recargas, aunque aun ve visto pocas baterías que aguanten mas de un año sin tener una avería (unas 400 recargas).

Como vemos todo ello tiene un sistema muy complicado de funcionamiento, que no es solo una pila que se carga y descarga, es mas muchas de las baterias de litio (lipo, LiNiCo,...) están catalogadas como de alto riesgo, ya que si es perforada en un golpe, el litio suele arder de manera muy violenta, casi explosión al contacto con el oxigeno del aire, podéis verlo en este video.
Si hay que decir que se esta avanzando mucho en el litio y ya existen baterías con compuestos que hacen que sea mas seguro como el LiFePo4.

Plomo.
El plomo es muy distinto al litio, de hecho casi no tiene nada que ver ya que aunque es una reacción química también, no es tan agresiva como la del litio.
El plomo tiene algunas desventajas, donde las mas mencionada es su peso. El plomo puede llegar a tener una diferencia de peso según una batería de litio en 3 veces, (2.7Kg, Litio - 8.7Kg Plomo ) veces, pero también dobla su precio ( 260€ Litio - 63€  Plomo ).  El plomo también tiene un inconveniente, que el máximo de recargas se reduce en 350, pero ahí estamos seguro de que vamos a llegar a esas recargas, incluso podemos llegar a las 500 si no nos importa perder un poco de la autonomía inicial.

El tema de la carga del plomo, es muy básico, basta con meterles un voltaje superior al nominal, a una corriente siempre aconsejada por el fabricante y nos carga sin problemas. El plomo no necesita sistema electrónico para la carga, simplemente se conectan baterías en serie hasta llegar al voltaje que necesitemos y solo preocuparnos de cargarla y descargarlas, vamos usarlas. Lo único que tenemos que hacer, es vigilar que normalmente las carguemos, cuando están por debajo del 30% de la carga, para así eliminar un posible efecto memoria, pero en caso de que no se haga, siempre se puede llevar a recuperar o "reparar" las baterías, que no es mas que una carga-descarga profunda y tendremos la batería sin memoria de nuevo.
Ademas otro dato, las baterías de plomo, cuando ha llegado al final de su vida, las podemos reciclar, para hacer nuevas baterías y recuperar algo de dinero por ello, cosa que con las de litio no podemos hacer.

Estamos dando importancia al peso en una bicicleta que normalmente no lo vamos a tener en cuenta a la hora de circular, no son maquinas de carreras que tengamos que disminuir el peso al máximo, ni sacarles un rendimiento alto para marcar una meta, simplemente es una maquina la cual nos hace la vida mas cómoda y mas económica, colaborando con el medio ambiente, ¿tanto importa que la bici pese 8 Kg mas?, ¿acaso para subirlas a un coche no se puede extraer la batería como otra bici y subirlas por separado?, ¿eres tu el que llevas la bici a cuestas? o es la bici el que te lleva a ti. Creo que muchas veces nos paramos a pensar en detalles por los que pagamos muchísimo dinero de mas y no llegamos a percibirlos, cuando nos pueden dar exactamente el mismo beneficio, incluso nos puede dar mas rentabilidad por que el precio es mas bajo en una bicicleta de plomo, (un 60%) pero el rendimiento es un 20% menor solamente, sin dejar el mantenimiento de la bicicleta que es el mismo para las dos, aunque el recambio de la batería de plomo se encuentra en cualquier tienda, las de litio son especificas y cuestan muchísimo dinero.

El litio si es importante para aparatos que necesiten o tengan un tamaño especifico y de gran manejo como equipos portátiles, pequeños dispositivos, material especifico de alto rendimiento o baterías de unas dimensiones, las cuales la diferencia de peso sea importante, como el transporte, donde la diferencia puede ser de tener 400 Kg en baterías a 1000 Kg, ahí si es importante.